sábado, 16 de abril de 2016

Novena en honor de Santa Maravillas de Jesús


Todos los días se hace, en primer lugar, la señal de la Cruz y, a continuación, el Acto de contrición:

Por la señal
de la Santa Cruz
de nuestros enemigos
líbranos Señor, Dios nuestro.
En el nombre del Padre
y del Hijo
y del Espíritu Santo.

Amén.


Señor mío Jesucristo,
Dios y hombre verdadero,
Creador, Padre y Redentor mío.


Por ser Tú quién eres, Bondad infinita,
y porque te amo sobre todas las cosas,
me pesa de todo corazón haberte ofendido.


También me pesa que puedas castigarme
con las penas del infierno.


Ayudado de tu divina gracia
propongo firmemente nunca más pecar,
confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta.


Amén.


Día primero

La Madre Maravillas comprendió el amor inmenso que nos ha tenido el Corazón de Jesús al quedarse con nosotros en el Santísimo Sacramento:

"El Señor se ha quedado aquí en el Sagrario para que le amemos, le imitemos, para ser nuestra fortaleza y nuestro consuelo. Para que viva Cristo en mí y yo en Él".

Corazón de Jesús, Rey y centro de todos los corazones, ten piedad de nosotros y concédenos, por intercesión de Santa Maravillas de Jesús, la gracia que humildemente te pedimos, si es tu voluntad y para tu gloria.

Día segundo

La Madre Maravillas aprendió en el Corazón de Jesús a amar a la Santísima Virgen María:

"¡Qué dicha es tener a María por Madre! No pierda tan dulce compañía, que con Ella está siempre Jesús. Ella lo comprende todo, atiende a todo, lo suaviza todo".

Corazón de Jesús, formado por el Espíritu Santo en el seno de la Santísima Virgen, ten piedad de nosotros y concédenos, por intercesión de Santa Maravillas de Jesús, la gracia que humildemente te pedimos, si es tu voluntad y para tu gloria.

Día tercero

La Madre Maravillas aprendió en el Corazón de Jesús a confiar enteramente en su misericordia:

"Bendito sea el Señor, que no tiene en cuenta nuestras miserias para obrar conforme a su infinita misericordia".

Corazón de Jesús, paciente y misericordiosísimo, ten piedad de nosotros y concédenos, por intercesión de Santa Maravillas de Jesús, la gracia que humildemente te pedimos, si es tu voluntad y para tu gloria.

Día cuarto

La Madre Maravillas halló en el Corazón de Jesús el consuelo a todos los sufrimientos:

"Realmente, las penas sin la fe deben de ser imposibles de sufrir, pero con ella todo cambia, por doloroso que sea, viendo que Quien lo permite es Quien nos ama infinitamente".

Corazón de Jesús, fuente de todo consuelo, ten piedad de nosotros y concédenos, por intercesión de Santa Maravillas de Jesús, la gracia que humildemente te pedimos, si es tu voluntad y para tu gloria.

Día quinto

La Madre Maravillas aprendió en el Corazón de Jesús la perfecta obediencia a la voluntad del Padre:

"El Señor me pedía que me abandonase del todo, que lo aceptase todo..., sin querer entender, saber ni ver, apoyada confiadamente en la obediencia".

Corazón de Jesús, hecho obediente hasta la muerte, ten piedad de nosotros y concédenos, por intercesión de Santa Maravillas de Jesús, la gracia que humildemente te pedimos, si es tu voluntad y para tu gloria.

Día sexto

La Madre Maravillas aprendió en el Corazón de Jesús el verdadero amor al prójimo:

"Me pareció entender que quería el Señor fuese muy delicada en la caridad y me consagrase toda a ella. ¡Qué verdad es que la caridad une los corazones!".

Corazón de Jesús, rico para con todos los que te invocan, ten piedad de nosotros y concédenos, por intercesión de Santa Maravillas de Jesús, la gracia que humildemente te pedimos, si es tu voluntad y para tu gloria.

Día séptimo

La Madre Maravillas aprendió en el Corazón de Jesús la perseverancia en la oración:

"El Señor es el único que puede tocar los corazones, y la oración nunca deja de ser escuchada".

Corazón de Jesús, delicia de todos los santos, ten piedad de nosotros y concédenos, por intercesión de Santa Maravillas de Jesús, la gracia que humildemente te pedimos, si es tu voluntad y para tu gloria.

Día octavo

La Madre Maravillas aprendió en el Corazón de Jesús la verdadera alegría cristiana:

"¡Qué felices somos, queriendo de verdad lo que Él quiere, y no ocupándonos más que de amarle y de decirle a todo que sí!".

Corazón de Jesús, delicia de todos los santos, ten piedad de nosotros y concédenos, por intercesión de Santa Maravillas de Jesús, la gracia que humildemente te pedimos, si es tu voluntad y para tu gloria.

Día noveno

La Madre Maravillas aprendió en el Corazón de Jesús a amar intensamente la cruz:

"¡Bendita cruz! En el Cielo veremos la providencia amorosísima con que nos la manda el Señor, aunque aquí no lo entendamos. Pongamos el hombro para ayudar al Señor a llevar la cruz, ahora que tantos suyos le dejan".

Corazón de Jesús, esperanza de los que mueren en ti, ten piedad de nosotros y concédenos, por intercesión de Santa Maravillas de Jesús, la gracia que humildemente te pedimos, si es tu voluntad y para tu gloria.
----------
La Madre Maravillas de Jesús nació en Madrid el 4 de noviembre de 1891. Ingresó en las Carmelitas Descalzas de El Escorial (Madrid, España), el 12 de octubre de 1919. En 1924, apremiada por una inspiración divina, funda un Carmelo en el Cerro de los Ángeles, junto al monumento del Corazón de Jesús. A esta fundación siguieron otras diez, una de las cuales fue en la India. Sintiendo verdadera pasión y celo por la gloria de Dios, se entregó generosamente por la salvación de las almas.

Maravillas de Jesús fue un alma profundamente mística, alcanzando una extraordinaria experiencia de la unión con Dios. Desde su clausura, y viviendo una extremada pobreza, socorrió a los necesitados, fomentando iniciativas apostólicas y obras sociales y caritativas. Ayudó de manera particular a su Orden, a los sacerdotes y a diversas congregaciones religiosas.

Murió en el Carmelo de La Aldehuela (Madrid, España), el 11 de diciembre de 1974. Su Santidad el Papa Juan Pablo II la beatificó en Roma, el 10 de mayo de 1998 y la canonizó en Madrid, el 4 de mayo de 2003.

La Santa Maravillas de Jesús decía: "Es de veras un dolor que se pase la vida sin procurar imitar a Cristo".

Ver también:

Oración a la Santa Madre Maravillas de Jesús.

Oración a la Santísima Virgen por intercesión de Santa Maravillas de Jesús.