jueves, 7 de septiembre de 2017

Oración a San Nicolás de Bari



¡Oh glorioso San Nicolás! Desde ese lugar del cielo, en que gozas de la presencia divina, apiádate de mí, y alcánzame del Señor las gracias y ayudas que convengan a la salvación de mi alma, ten presente mis necesidades, tanto espirituales como corporales, y en particular la gracia de… (mencione aquí su intención).

Protege también, oh Santo Obispo, a nuestro Sumo Pontífice, a la Iglesia y a todo el pueblo cristiano. Conduce al camino recto de la salvación a los que viven sumidos en el pecado, o envueltos en las tinieblas de la ignorancia, del error y de la herejía.

Consuela a los afligidos, socorre a los necesitados, conforta a los débiles, defiende a los oprimidos, asiste a los enfermos; y haz que todos experimenten los efectos de tu intercesión ante el Señor, quien es el dispensador de todas las gracias.

Amén.
----------
San Nicolás fue un Obispo turco del Siglo IV. Se le atribuyen muchos milagros, siendo invocado en peligros, naufragios y situaciones difíciles. Es patrono de los niños, marineros y viajeros. Su familia era muy rica y, al heredar la fortuna, la repartió entre los pobres y se fue a un monasterio. Sus restos están en la ciudad de Bari (Italia). San Nicolás, en alemán se dice Nicolaus o su diminutivo Klaus. De ahí proviene el nombre de Santa Klaus o Papá Noel por su fama de hacer regalos y repartir sus bienes. Su festividad se celebra el 6 de diciembre.