lunes, 18 de noviembre de 2013

No adoréis a nadie más que a Él


No adoréis a nadie,
a nadie más que a Él.
No adoréis a nadie,
a nadie más que a Él.

 
No adoréis a nadie,
a nadie más.

No adoréis a nadie,
a nadie más.
No adoréis a nadie,
a nadie más que a Él.

 

Porque sólo Él
nos puede sostener.
Porque sólo Él,
nos puede sostener.

 
No adoréis a nadie,
a nadie más.
No adoréis a nadie,
a nadie más.
No adoréis a nadie,
a nadie más que a Él.


No miréis a nadie,
a nadie más que a Él.
No miréis a nadie,
a nadie más que a Él.

No miréis a nadie,
a nadie más.
No miréis a nadie,
a nadie más.
No miréis a nadie,
a nadie más que a Él.

Porque sólo Él
nos puede sostener.
Porque sólo Él,
nos puede sostener.

No miréis a nadie,
a nadie más.
No miréis a nadie,
a nadie más.
No miréis a nadie,
a nadie más que a Él.


No alabéis a nadie,
a nadie más que a Él.
No alabéis a nadie,
a nadie más que a Él.

No alabéis a nadie,
a nadie más.
No alabéis a nadie,
a nadie más.
No alabéis a nadie,
a nadie más que a Él.

Porque sólo Él
nos puede sostener.
Porque sólo Él,
nos puede sostener.

No alabéis a nadie,
a nadie más.
No alabéis a nadie,
a nadie más.
No alabéis a nadie,
a nadie más que a Él.