domingo, 22 de enero de 2017

Coronilla de la Divina Misericordia

Se comienza rezando un Padrenuestro, un Avemaría y un Credo de los Apóstoles.

A continuación, con un rosario, se rezan las cinco decenas. Cada decena (cuentas grandes) se comienza diciendo:

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de tu amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y del mundo entero.

En cada decena (cuentas pequeñas) se repite diez veces:

Por su dolorosa Pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

Al finalizar las cinco decenas de la coronilla, se dice tres veces:

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero.

Oración final:

Oh, Sangre y Agua que brotaste del Sagrado Corazón de Jesús, en ti confío.
----------
El Señor le reveló a Santa Faustina Kowalska esta oración y le dijo que rezara incesantemente esta coronilla que le había enseñado. Quienquiera que la rece recibirá gran misericordia a la hora de la muerte.

"A las almas que recen esta coronilla, Mi misericordia las envolverá en vida y especialmente a la hora de la muerte".

"Oh, qué gracias más grandes concederé a las almas que recen esta coronilla; las entrañas de Mi misericordia se enternecen por quienes rezan esta coronilla".

"Escribe: cuando recen esta coronilla junto a los moribundos, me pondré entre el Padre y el alma agonizante no como el Juez justo, sino como el Salvador misericordioso".


La Coronilla de la Divina Misericordia debe rezarse, preferentemente, a las tres de la tarde, hora de la Misericordia (momento en el que falleció Nuestro Señor Jesucristo para luego resucitar y vencer a la muerte al tercer día).

Véase también la Oracion para alcanzar gracias por medio de Sor Faustina Kowalska.