jueves, 19 de octubre de 2017

Pescador de hombres (Tú has venido a la orilla)


Tú has venido a la orilla
no has buscado ni a sabios, ni a ricos
tan solo quieres que yo te siga.

Señor, me has mirado a los ojos
sonriendo, has dicho mi nombre.
En la arena, he dejado mi barca
Junto a ti, buscaré otro mar.

Tú sabes bien lo que tengo,
en mi barca no hay oro, ni espadas,
tan solo redes y mi trabajo.


Señor, me has mirado a los ojos
sonriendo, has dicho mi nombre.
En la arena, he dejado mi barca
Junto a ti, buscaré otro mar.

Tú necesitas mis manos,
mi cansancio que a otros descanse,
amor que quiera seguir amando.


Señor, me has mirado a los ojos
sonriendo, has dicho mi nombre.
En la arena, he dejado mi barca
Junto a ti, buscaré otro mar.

Tú pescador de otros mares,
ansia eterna de almas que esperan,
amigo bueno que así me llamas.


Señor, me has mirado a los ojos
sonriendo, has dicho mi nombre.
En la arena, he dejado mi barca
Junto a ti, buscaré otro mar.

domingo, 1 de octubre de 2017

Siempre que digo madre


Siempre que digo madre
voy diciendo tu nombre,
siempre que pido ayuda
te estoy llamando a ti,
siempre que siento gozo
es que en ti estoy pensando.
Con tu nombre en los labios
me acostumbro a dormir.
Con tu nombre en los labios
me acostumbro a dormir.

Siempre que digo madre
es que digo María,
siempre que digo madre,
voy cantando tu amor.
Digo tu nombre y nombro
a mi mejor amiga,
María, madre mía
y madre del Señor.
María, madre mía
y madre del Señor.

Siempre que yo te canto
es mi canto esperanza;
siempre que yo te rezo
es himno mi oración;
siempre que yo te hablo
es mi voz alabanza;
y tu nombre yo llevo
siempre en mi corazón.
Y tu nombre yo llevo
siempre en mi corazón.

Siempre que digo madre
es que digo María,
siempre que digo madre,
voy cantando tu amor.
Digo tu nombre y nombro
a mi mejor amiga,
María, madre mía
y madre del Señor.
María, madre mía
y madre del Señor.

Siempre que tengo dudas
en ti encuentro certeza;
siempre que tengo miedo
eres tú mi valor;
siempre en mis desalientos
eres tú mi confianza;
y tu nombre yo invoco
como ayuda y favor.
Y tu nombre yo invoco
como ayuda y favor.

Siempre que digo madre
es que digo María,
siempre que digo madre,
voy cantando tu amor.
Digo tu nombre y nombro
a mi mejor amiga,
María, madre mía
y madre del Señor.
María, madre mía
y madre del Señor.

domingo, 17 de septiembre de 2017

Jesús, ¿quién eres Tú?


Jesús, ¿quién eres tú?
tan pobre al nacer, que mueres en cruz.

Tú das paz al ladrón,
inquietas al fiel, prodigas perdón.

Tú, siendo creador,
me quieres a mí que soy pecador.
Tú, dueño y señor,
me pides a mí, salvar la creación.

Cristo es sal de la vida,
luz en tinieblas, es todo amor.

Jesús, ya se de ti,
algo de tu ser, ¿qué quieres de mí?
Mas yo, quiero saber
qué rumbo seguir, qué debo hacer.

Di que he de esperar

qué senda elegir, ¿por qué he de luchar?
Tú, ayúdame,
pues no quiero más dudar ni temer.

Cristo es trigo molido,
uva pisada, ése es Jesús.

jueves, 7 de septiembre de 2017

Oración a San Nicolás de Bari



¡Oh glorioso San Nicolás! Desde ese lugar del cielo, en que gozas de la presencia divina, apiádate de mí, y alcánzame del Señor las gracias y ayudas que convengan a la salvación de mi alma, ten presente mis necesidades, tanto espirituales como corporales, y en particular la gracia de… (mencione aquí su intención).

Protege también, oh Santo Obispo, a nuestro Sumo Pontífice, a la Iglesia y a todo el pueblo cristiano. Conduce al camino recto de la salvación a los que viven sumidos en el pecado, o envueltos en las tinieblas de la ignorancia, del error y de la herejía.

Consuela a los afligidos, socorre a los necesitados, conforta a los débiles, defiende a los oprimidos, asiste a los enfermos; y haz que todos experimenten los efectos de tu intercesión ante el Señor, quien es el dispensador de todas las gracias.

Amén.
----------
San Nicolás fue un Obispo turco del Siglo IV. Se le atribuyen muchos milagros, siendo invocado en peligros, naufragios y situaciones difíciles. Es patrono de los niños, marineros y viajeros. Su familia era muy rica y, al heredar la fortuna, la repartió entre los pobres y se fue a un monasterio. Sus restos están en la ciudad de Bari (Italia). San Nicolás, en alemán se dice Nicolaus o su diminutivo Klaus. De ahí proviene el nombre de Santa Klaus o Papá Noel por su fama de hacer regalos y repartir sus bienes. Su festividad se celebra el 6 de diciembre.

lunes, 24 de julio de 2017

Con vosotros está


Con vosotros está
y no le conocéis,
con vosotros está,
su nombre es el Señor.

Con vosotros está
y no le conocéis,
con vosotros está,
su nombre es el Señor.

Su nombre es el Señor y pasa hambre,
clama por la boca del hambriento
y muchos que lo ven pasan de largo
acaso por llegar temprano al templo. 

Con vosotros está
y no le conocéis,
con vosotros está,
su nombre es el Señor.

Con vosotros está
y no le conocéis,
con vosotros está,
su nombre es el Señor.

Su nombre es el Señor y sed soporta, 
está en quien de justicia va sediento
y muchos que lo ven pasan de largo
a veces ocupados en sus rezos.

Con vosotros está
y no le conocéis,
con vosotros está,
su nombre es el Señor.

Con vosotros está
y no le conocéis,
con vosotros está,
su nombre es el Señor.

Su nombre es el Señor y está desnudo,
la ausencia del amor hiela sus huesos
y muchos que lo ven pasan de largo,
seguros al calor de su dinero.

Con vosotros está
y no le conocéis,
con vosotros está,
su nombre es el Señor.

Con vosotros está
y no le conocéis,
con vosotros está,
su nombre es el Señor.

Su nombre es el Señor y enfermo vive
y su agonía es la del enfermo
y muchos que lo saben no hacen caso:
"tal vez no frecuentaban mucho el templo".

Con vosotros está
y no le conocéis,
con vosotros está,
su nombre es el Señor.

Con vosotros está
y no le conocéis,
con vosotros está,
su nombre es el Señor.

Su nombre es el Señor y está en la cárcel,
está en la soledad de cada preso
y nadie lo visita y hasta dicen:
"tal vez no era uno de los nuestros".

Con vosotros está
y no le conocéis,
con vosotros está,
su nombre es el Señor.

Con vosotros está
y no le conocéis,
con vosotros está,
su nombre es el Señor.

Su nombre es el Señor, el que sed tiene,
quién pide por la boca del hambriento,
está preso, está enfermo, está desnudo,
pero Él nos va a juzgar por todo eso.

Con vosotros está
y no le conocéis,
con vosotros está,
su nombre es el Señor.

Con vosotros está
y no le conocéis,
con vosotros está,
su nombre es el Señor.

miércoles, 12 de julio de 2017

Oración a la Hermana Arcángela Badosa Cuatrecasas (para uso privado)


Señor, que quisiste colmar de virtudes
el alma de tu sierva Arcángela,
Religiosa Carmelita,
dígnate elevarla al honor de los altares y
concédenos por sus méritos e intercesión,
especialmente por su ardiente amor a
Jesús Eucaristía y a la Santísima Virgen
y su servicio a los hermanos enfermos,
la gracia que solicitamos,
si es de tu divino agrado.

Por Jesucristo, Nuestro Señor.

Amén.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria.
----------
La hermana Arcángela Badosa Cuatrecasas nació en Sant Joan les Fonts (Girona, España) el 16 de junio de 1878 y fue bautizada con el nombre de Carmen. Falleció en Elda (Alicante, España) el 27 de noviembre de 1918. En 1907 tomó los hábitos con el nombre de Arcángela y desarrolló su vida religiosa en Orihuela y Elda, donde alcanzó fama de santidad, dedicándose, sobre todo, a cuidar de los enfermos. En la página web www.hermanaarcangela.es pueden conocer en detalle su biografía.

La postulación de la causa de canonización de la Sierva de Dios Arcángela Badosa Cuatrecasas está establecida en:
Hermanas Carmelitas
Calle Madre Elisea 1. 03300 Orihuela (Alicante, España).

Los que reciban gracias o favores por su medio, pueden comunicarlos en dicha dirección.

Para donativos, el número de cuenta es ES89 0081 1053 7600 0610 2925

miércoles, 24 de mayo de 2017

Oración para la Solemnidad de Pentecostés


Oh Dios, así como mandaste tu Santo Espíritu sobre la Iglesia primitiva en las lenguas encendidas y el fuerte viento de Pentecostés, ahora, te pedimos que mandes, ese mismo Espíritu, sobre nosotros, para que podamos salir a proclamar el Evangelio de Cristo a cada criatura.

Humildemente oramos para que Tú aumentes tu vida Trinitaria entre nosotros; haznos testigos santos y efectivos de la muerte y Resurrección de Jesús; ayúdanos a vivir nuestra fe católica con tal alegría, convicción y amor que atraiga a otros al sagrado misterio de tu Iglesia y a la gracia poderosa de los sacramentos.

Te suplicamos que nos hagas ministros de tu Palabra, en la expresión y la acción, en la verdad y la caridad, en el misterio de la cruz de Jesús y en la luz de su gloriosa resurrección.

Amén.

martes, 25 de abril de 2017

Esperando con María


El Señor ha estado grande
a Jesús resucitó,
con María, sus hermanos,
entendieron qué pasó.
Como el viento que da vida
el Espíritu sopló,
y aquella fe incierta
en firmeza se cambió.

Gloria al Señor,
es nuestra esperanza
y con María se hace vida su palabra.

Gloria al Señor,
porque en el silencio
guardó la fe sencilla y grande con amor.

Pues sus ojos se abrieron
y también su corazón,
la tristeza fue alegría,
fue su gozo el dolor.
Esperando con María
se llenaron del Señor,
porque Dios está presente
si está limpio el corazón.

Gloria al Señor,
es nuestra esperanza
y con María se hace vida su palabra.

Gloria al Señor,
porque en el silencio
guardó la fe sencilla y grande con amor.


Nuestro tiempo es tiempo nuevo
cada vez que sale el sol,
y escuchamos su Palabra,
fuerza viva de su amor,
que disipan las tinieblas
y se aleja del temor,
se hacen fuertes nuestras manos
con la Madre del Señor.

Gloria al Señor,
es nuestra esperanza
y con María se hace vida su palabra.

Gloria al Señor,
porque en el silencio
guardó la fe sencilla y grande con amor.

domingo, 26 de marzo de 2017

Hermano, tú que buscas (Jesús te quiere)


Hermano, tú que buscas
la paz en tu interior,
olvida tus problemas
y abre tu corazón.

Jesús busca tu vida,
no importa cómo estés:
cansado o deprimido,
hoy puedes renacer.

Porque Jesús te quiere,
no importa cómo seas,
no importa tu pobreza,
Jesús te quiere así.

Porque Jesús está loco
de amor por ti,
hazle un sitio en tu corazón,
déjale ser tu señor.

Jesús está buscando
a alguien como tú,
dispuesto a darlo todo,
a amar y ser feliz.

Él te dará la fuerza,
Él te dará la paz
y luchará contigo,
no te abandonará.

Porque Jesús te quiere,
no importa cómo seas,
no importa tu pobreza,
Jesús te quiere así.

Porque Jesús está loco
de amor por ti,
hazle un sitio en tu corazón,
déjale ser tu señor.

martes, 14 de marzo de 2017

Como el Padre me amó


Como el Padre me amó
Yo os he amado.
Permaneced en mi amor,
permaneced en mi amor.

Si guardáis mis palabras
y como hermanos os amáis,
compartiréis con alegría
el don de la fraternidad.

Si os ponéis en camino
sirviendo siempre a la verdad,
fruto daréis en abundancia;
mi amor se manifestará.

Como el Padre me amó
Yo os he amado.
Permaneced en mi amor,
permaneced en mi amor.

No veréis amor tan grande
como aquél que os mostré.
Yo doy la vida por vosotros,
amad como yo os amé.

Si hacéis lo que os mando
y os queréis de corazón,
compartiréis mi pleno gozo
de amar como Él me amo.

Como el Padre me amó
Yo os he amado.
Permaneced en mi amor,
permaneced en mi amor.

sábado, 4 de febrero de 2017

Oración para las vocaciones


Señor Jesús, como llamaste un día a los primeros discípulos para hacerles pescadores de hombres, continúa haciendo resonar tu invitación: "ven y sígueme" en nuestra Iglesia.

Da a los jóvenes la gracia de responder generosa y prontamente a tu voz,
ayúdales a vencer las dificultades de su camino, procura que experimenten la felicidad de darse a los que necesitan luz, pan y esperanza; sostén en sus fatigas apostólicas a nuestros obispos, sacerdotes y personas consagradas.

Abre la mente y el corazón de todos en nuestras familias y en nuestras comunidades cristianas para que sean solidarios espiritual y económicamente de los jóvenes que quieren dar su vida al servicio de Dios y de la Iglesia.

Virgen María, Madre la Iglesia, modelo de disponibilidad, ayúdanos a decir sí al Señor que nos llama a ser sus discípulos misioneros para que nuestros pueblos en Él tengan vida.

Amén.
----------
Esta oración es una aportación de:

P. Heber Noé Espinal 
Pastoral Vocacional 
Diócesis de Choluteca 
Honduras C.A. 

domingo, 22 de enero de 2017

Coronilla de la Divina Misericordia

Se comienza rezando un Padrenuestro, un Avemaría y un Credo de los Apóstoles.

A continuación, con un rosario, se rezan las cinco decenas. Cada decena (cuentas grandes) se comienza diciendo:

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de tu amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y del mundo entero.

En cada decena (cuentas pequeñas) se repite diez veces:

Por su dolorosa Pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

Al finalizar las cinco decenas de la coronilla, se dice tres veces:

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero.

Oración final:

Oh, Sangre y Agua que brotaste del Sagrado Corazón de Jesús, en ti confío.
----------
El Señor le reveló a Santa Faustina Kowalska esta oración y le dijo que rezara incesantemente esta coronilla que le había enseñado. Quienquiera que la rece recibirá gran misericordia a la hora de la muerte.

"A las almas que recen esta coronilla, Mi misericordia las envolverá en vida y especialmente a la hora de la muerte".

"Oh, qué gracias más grandes concederé a las almas que recen esta coronilla; las entrañas de Mi misericordia se enternecen por quienes rezan esta coronilla".

"Escribe: cuando recen esta coronilla junto a los moribundos, me pondré entre el Padre y el alma agonizante no como el Juez justo, sino como el Salvador misericordioso".


La Coronilla de la Divina Misericordia debe rezarse, preferentemente, a las tres de la tarde, hora de la Misericordia (momento en el que falleció Nuestro Señor Jesucristo para luego resucitar y vencer a la muerte al tercer día).

Véase también la Oracion para alcanzar gracias por medio de Sor Faustina Kowalska.

domingo, 1 de enero de 2017

Somos un pueblo que camina


Somos un pueblo que camina
y juntos caminando podremos alcanzar
otra ciudad que no se acaba,

sin penas ni tristezas, ciudad de eternidad.

Somos un pueblo que camina,
que marcha por el mundo buscando otra ciudad.
Somos errantes peregrinos
en busca de un destino, destino de unidad.

Siempre seremos caminantes,
pues sólo caminando podremos alcanzar
otra ciudad que no se acaba,
sin penas ni tristezas, ciudad de eternidad.

Somos un pueblo que camina
y juntos caminando podremos alcanzar
otra ciudad que no se acaba,

sin penas ni tristezas, ciudad de eternidad.

Sufren los hombres, mis hermanos,
buscando entre las piedras la parte de su pan.
Sufren los hombres oprimidos,
los hombres que no tienen ni pan ni libertad.

Sufren los hombres, mis hermanos,
mas Tú vienes con ellos y en ti alcanzarán
otra ciudad que no se acaba,
sin penas ni tristezas, ciudad de eternidad.

Somos un pueblo que camina
y juntos caminando podremos alcanzar
otra ciudad que no se acaba,

sin penas ni tristezas, ciudad de eternidad.

Danos valor para la lucha,
valor en las tristezas, valor en nuestro afán.
Danos la luz de tu Palabra,
que guíe nuestros pasos en este caminar.

Marcha, Señor, junto a nosotros,
pues sólo en tu Presencia podremos alcanzar
otra ciudad que no se acaba,
sin penas ni tristezas, ciudad de eternidad.

Somos un pueblo que camina
y juntos caminando podremos alcanzar
otra ciudad que no se acaba,

sin penas ni tristezas, ciudad de eternidad.

Dura se hace nuestra marcha,
andando entre las sombras de tanta oscuridad.
Todos los cuerpos desgastados,
ya sienten el cansancio de tanto caminar.

Pero tenemos la esperanza
de que nuestras fatigas al fin alcanzarán
otra ciudad que no se acaba,
sin penas ni tristezas, ciudad de eternidad.

Somos un pueblo que camina
y juntos caminando podremos alcanzar
otra ciudad que no se acaba,

sin penas ni tristezas, ciudad de eternidad.
----------
Es una canción de Emilio Vicente Mateu.