miércoles, 17 de febrero de 2016

Te ofrecemos, Señor, nuestra juventud



Te ofrecemos, Señor,
nuestra juventud.

Este día que amanece
entre cantos y alegrías,
este día en que sentimos
tu presencia en nuestras vidas.

Te ofrecemos, Señor,
nuestra juventud.

Ilusiones y esperanzas,
la alegría de vivir,
todos juntos como hermanos
caminando hacia ti.

Te ofrecemos, Señor,
nuestra juventud.

El esfuerzo de los hombres,
el dominio de la tierra,
la llegada de tu reino,
inquietud que se hace eterna.

Te ofrecemos, Señor,
nuestra juventud.

Vino y pan hoy te ofrecemos,
pronto se convertirán
en tu cuerpo y en tu sangre
fuente de alegría y paz.

Te ofrecemos, Señor,
nuestra juventud.

Ofrecemos todos juntos
nuestras vidas al Señor,
los trabajos y dolores
la alegría y el amor.

Te ofrecemos, Señor,
nuestra juventud.