lunes, 19 de mayo de 2014

Mi Dios, el Salvador del mundo


Mi Dios, El Salvador del mundo, el Salvador del alma, el Salvador de todo, hoy me dirijo a ti únicamente para agradecer tus gracias infinitas, la atención que todo el día nos das, las emociones, las historias que nos dejan bellos recuerdos, los alimentos que tanto nos hacen gozar, nuestros seres queridos que son lo mejor que pones en nuestras vidas.

¡Gracias señor, eternamente gracias!


¡Siempre te quiero conmigo!!


Amén.

----------
Esta oración ha sido enviada por correo electrónico por Rodolfo Hinojosa.