martes, 6 de mayo de 2014

Cantad cristianos, cantad al Señor


Cantad cristianos, cantad al Señor,
que el Rey de los cielos, nuestro Salvador,
había muerto y resucitó.
¡Aleluya!

El gran destierro del hombre acabó,
por fin la casa del Padre se abrió,
sobre la muerte la vida triunfó.
¡Aleluya!

Resucitado en aurora triunfal,
nos da la vida el Cordero Pascual,
vida divina, la vida inmortal.
¡Aleluya!

Cantemos todos los hijos de Dios,
las maravillas que hizo el Señor,
a Él por siempre la gloria y honor.
¡Aleluya!

Mujeres santas de Jerusalén,
al alba corren a ungir al Señor,
de aromas llenan el amanecer.
¡Aleluya!