lunes, 10 de marzo de 2014

Bendito seas, Señor, por este pan y este vino


Bendito seas, Señor,
por este pan y este vino,
que generoso nos diste
para caminar contigo,
y serán para nosotros
alimento en el camino.

Te ofrecemos el trabajo,
las penas y la alegría,
el pan que nos alimenta,
y el afán de cada día.

Bendito seas, Señor,
por este pan y este vino,
que generoso nos diste
para caminar contigo,
y serán para nosotros
alimento en el camino.