domingo, 20 de octubre de 2013

Salve, madre


Salve, Madre,
en la tierra de mis amores
te saludan los cantos
que alza el amor.

Reina de nuestras almas,
flor de las flores,
muestra aquí
de tu gloria
los resplandores,
que en el cielo tan sólo
te aman mejor.

Virgen santa, Virgen pura,
vida esperanza y dulzura
del alma que en ti confía,
Madre de Dios, Madre mía,
mientras mi vida alentare
todo mi amor para ti,
mas si mi amor te olvidare,
Madre mía, Madre mía,
mas si mi amor te olvidare
Tú no te olvides de mí.