sábado, 28 de septiembre de 2013

Oración a José Álvarez Fernández (para uso privado)


Oh Dios, que concediste a tu hijo José Álvarez el don de una vida misionera totalmente entregada a ti y a los más necesitados; y un profundo amor a la Virgen María, nuestra Madre; ayúdame a seguir su ejemplo de fidelidad a tu llamada con una vida consagrada al servicio de los demás.

Que su Causa de Canonización sirva de estímulo para que florezcan en el mundo los valores cristianos de fe, oración y servicio.

Y que su intercesión me alcance la gracia que te pido, que me ayude en la necesidad y problemas que me agobian, si es tu voluntad.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

Amén.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria.
----------
El Padre José Álvarez Fernández nació en Cuevas (España) en 1890 y falleció en Lima (Perú) en 1970. Fue un misionero dominico que evangelizó la Amazonia Peruana durante cincuenta y tres años. Fue conocido por los nativos como "Apaktone" que quiere decir "papá viejo".

Se ruega a quienes obtengan gracias por intercesión del siervo de Dios, José Álvarez Fernández, lo comuniquen a:

Secretariado "Apaktone"
C/ Claudio Coello 141, 5º. 28006 Madrid (España)
Causa de Canonización Padre José Álvarez Fernández O.P.
Misionero Dominico

jueves, 26 de septiembre de 2013

¿Quién eres Tú, oh buen Jesús?



¿Quién eres Tú, oh buen Jesús?
Siervo entregado y sin poder.
El mundo entero viene a ti,
para adorarte, para adorarte.

Perdido estás en esa cruz,
un leño seco y sin vigor.
El Dios de amor se esconde en ti,
el Dios callado, el Dios callado.

Mueres en paz y sin temor,
Dios es tu mando y tu cayado.
Tú vences a la muerte,
resucitado, resucitado.

Siervo sufriente de Yahveh,
semilla que en tierra cayó;
tras el silencio y el dolor
vendrá tu Reino, vendrá tu Reino.

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Caminaré en presencia del Señor (Salmo 114)

Caminaré en presencia del Señor.
Caminaré en presencia del Señor.

Amo al Señor,
porque escucha mi voz suplicante,
porque inclina su oído hacia mí
el día que lo invoco.


Caminaré en presencia del Señor.
Caminaré en presencia del Señor.

Me envolvían redes de muerte,
caí en tristeza y angustia,
invoqué el nombre del Señor:
«Señor, ¡salva mi vida!».


Caminaré en presencia del Señor.
Caminaré en presencia del Señor.
 

El Señor es benigno y justo,
nuestro Dios es compasivo,
el Señor guarda a los sencillos,
estando yo sin fuerzas me salvó.


Caminaré en presencia del Señor.
Caminaré en presencia del Señor.
 

Alma mía, recobra tu calma,
que el Señor fue bueno contigo,
arrancó mi alma de la muerte,
mis ojos de las lágrimas,
mis pies de la caída.


Caminaré en presencia del Señor.
Caminaré en presencia del Señor.

jueves, 19 de septiembre de 2013

No podemos caminar (Hambre de Dios)


No podemos caminar
con hambre bajo el sol.
danos siempre el mismo pan:
tu Cuerpo y Sangre, Señor.


Comamos todos de este pan,
el pan de la unidad.
En un cuerpo nos unió el Señor
por medio del amor.

No podemos caminar
con hambre bajo el sol.
danos siempre el mismo pan:
tu Cuerpo y Sangre, Señor.


Señor, yo tengo sed de ti,
sediento estoy de Dios,
pero pronto llegaré a ver
el rostro del Señor.

No podemos caminar
con hambre bajo el sol.
danos siempre el mismo pan:
tu Cuerpo y Sangre, Señor.


Por el desierto el pueblo va
cantando su dolor,
en la noche brillará tu luz
nos guía la verdad.

No podemos caminar
con hambre bajo el sol.
Danos siempre el mismo pan,
tu Cuerpo y Sangre, Señor.

miércoles, 18 de septiembre de 2013

Señor del Universo bendito seas


Señor del Universo bendito seas,
por este pan de trigo que da la tierra;
venga a nosotros tu pan de cada día
que es vida y gozo.

Bendito seas siempre, Señor del cielo,
por el vino que has puesto en los viñedos;
danos tu vino que es fuerza y alegría
para tus hijos.

jueves, 12 de septiembre de 2013

Canta aleluya al Señor



Canta aleluya al Señor, canta aleluya,
Canta aleluya al Señor, canta aleluya,

Canta aleluya, canta aleluya, canta aleluya al Señor.

Por la luz de un nuevo día,
cántale aleluya,
por la luz de las estrellas,
cántale aleluya,
por la luna y por el sol,
cántale al Señor.


Canta aleluya al Señor, canta aleluya,
Canta aleluya al Señor, canta aleluya,

Canta aleluya, canta aleluya, canta aleluya al Señor.

Por el agua de la fuente,
cántale aleluya,
por la lluvia y por la nieve,
cántale aleluya,
por el llanto y el dolor,
cántale al Señor.


Canta aleluya al Señor, canta aleluya,
Canta aleluya al Señor, canta aleluya,

Canta aleluya, canta aleluya, canta aleluya al Señor.
 
Por la risa de los niños,
cántale aleluya,
por la fe de los mayores,
cántale aleluya,
porque él es el Señor,
cántale al Señor.


Canta aleluya al Señor, canta aleluya,
Canta aleluya al Señor, canta aleluya,

Canta aleluya, canta aleluya, canta aleluya al Señor.

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Aleluya de la tierra (Aleluya cantará)



¿Quién quiere resucitar a este mundo que se muere?
¿Quién cantará el aleluya de la nueva luz que viene?
¿Quién cuando mire la tierra y las tragedias observe
sentirá en su corazón el dolor de quien se muere?
¿Quién es capaz de salvar a este mundo decadente,
y mantiene la esperanza de los muchos que la pierden? 

El que sufre, mata y muere,
desespera y enloquece,
y otros son espectadores, no lo sienten (bis).

¿Quién bajará de la cruz a tanto Cristo sufriente
mientras los hombres miramos impasivos e indolentes?
¿Quién grita desde el silencio de un ser que a su Dios retiene,
porque se hace palabra que sin hablar se la entiende?
¿Quién se torna en aleluya porque traduce la muerte,
como el trigo que se pudre y de uno cientos vienen? 

Aleluya cantará
quién perdió la esperanza,
y la tierra sonreirá, ¡Aleluya! (bis).

domingo, 1 de septiembre de 2013

Madre de los creyentes


Madre de los creyentes,
que siempre fuiste fiel;
danos tu confianza, danos tu fe,
danos tu confianza, danos tu fe.

Pasaste por el mundo en medio de tinieblas
sufriendo a cada paso la noche de la fe.
Sintiendo cada día la espada del silencio,
a oscuras padeciste el riesgo de creer.
 


Madre de los creyentes,
que siempre fuiste fiel;
danos tu confianza, danos tu fe,
danos tu confianza, danos tu fe.

La fe por el desierto a lomos de un asnillo,
la fe cuando en las bodas Jesús se hizo esperar,
la fe cuando pensaron que el Hijo estaba loco,
la fe sobre el calvario al borde de acabar.
 


Madre de los creyentes,
que siempre fuiste fiel;
danos tu confianza, danos tu fe,
danos tu confianza, danos tu fe.

Guardaste bajo llave las dudas y batallas
formándose el misterio al pie del corazón.
Debajo de tu pecho de amor inagotable
la historia se escribía de nuestra redención.


Madre de los creyentes,
que siempre fuiste fiel;
danos tu confianza, danos tu fe,
danos tu confianza, danos tu fe.
----------
Los autores de este canto son Francisco Palazón y Emilio Pascual. Es apropiado para el final de la Eucaristía.