miércoles, 28 de noviembre de 2012

Te buscamos, Señor, en el camino


Te buscamos, Señor, en el camino,
necesitamos tu presencia a nuestro lado.
Qué las lágrimas vienen constantemente
a nuestros ojos.
Y tu mirada es el consuelo

para esta oscuridad que nos envuelve esta noche.

Te buscamos, Señor, en nuestras horas,

aguardamos aquí
tu gesto y tu palabra.
Que el silencio sepulta
los cantos de la aurora ya perdida
en este cementerio
sin estrellas que alarguen
nuestra vigilia hacia la luz.

En la meta, Señor, te encontraremos.

Esperamos beber de tu costado
y calmar esta sed que nos ahoga.
Que estamos muy cansados y en agobios
por este largo caminar y a oscuras
y ya sólo esperamos reclinar
la cabeza en tu pecho,
que se prolonguen más los sueños y fecunden.
 
Amén.

lunes, 26 de noviembre de 2012

Oración por la vida (Juan Pablo II)


Oh María, aurora del mundo nuevo, Madre de los vivientes: a ti confiamos la causa de la vida; mira, Madre, el número inmenso de niños a quienes se les impide nacer, de pobres a quienes se les hace difícil vivir, de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana, de ancianos y enfermos muertos a causa de la indiferencia o de una presunta piedad.

Haz que quienes creen en tu Hijo sepan anunciar con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo, el Evangelio de la vida. Alcánzales la gracia de acogerlo como don siempre nuevo, la alegría de celebrarlo con gratitud durante toda su existencia y la valentía de testimoniarlo con solícita constancia, para construir, junto con todos los hombres de buena voluntad, la civilización de la verdad y del amor, para alabanza y gloria de Dios Creador y amante de la vida.


Amén.
----------
Es una oración de la Carta Encíclica Evangelium Vitae (25 de marzo de 1995).

domingo, 25 de noviembre de 2012

Himno a Jesucristo Rey del Universo


Oh Príncipe absoluto de los siglos,
oh Jesucristo, Rey de las naciones:
te confesamos árbitro supremo
de las mentes y de los corazones.

La turbamulta impía vocifera:
"no queremos que reine Jesucristo";
pero en cambio nosotros te aclamamos,
y Rey del universo te decimos.

Oh Jesucristo, Príncipe pacífico:
somete a los espíritus rebeldes,
y haz que encuentren el rumbo los perdidos,
y que en un solo aprisco se congreguen.

Para eso pendes de una cruz sangrienta,
y abres en ella tus divinos brazos;
para eso muestras en tu pecho herido
tu ardiente corazón atravesado.

Para eso estás oculto en los altares
tras las imágenes del pan y el vino;
para eso viertes de tu pecho abierto
sangre de salvación para tus hijos.

Que con honores públicos te ensalcen
los que tienen poder sobre la tierra;
que el maestro y el juez te rindan culto,
y que el arte y la ley no te desmientan.

Que las insignias de los reyes todos
te sean para siempre dedicadas,
y que estén sometidos a tu cetro
los ciudadanos todos de la patria.

Glorificado seas, Jesucristo,
que repartes los cetros de la tierra;
y que contigo y con tu eterno Padre
Glorificado el Paráclito sea
.

Amén.
----------
Es un Himno del Breviario Romano para la Solemnidad de Cristo Rey.

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Oración a Don Álvaro del Portillo


Dios Padre misericordioso, que concediste a tu siervo Álvaro, Obispo, la gracia de ser Pastor ejemplar en el servicio a la Iglesia y fidelísimo hijo y sucesor de San Josemaría, Fundador del Opus Dei: haz que yo sepa también responder con fidelidad a las exigencias de la vocación cristiana, convirtiendo todos los momentos y circunstancias de mi vida en ocasión de amarte y de servir al Reino de Jesucristo; dígnate glorificar a tu siervo Álvaro, y concédeme por su intercesión el favor que te pido... (pídase).

Así sea.

Padrenuestro, Avemaría, Gloria.

----------
Don Álvaro del Portillo ha sido beatificado, en Madrid, el día 27 de septiembre de 2014.

Se ruega a quienes obtengan gracias por intercesión del siervo de Dios, que las comuniquen a la Oficina para las Causas de los Santos de la Prelatura del Opus Dei en España, calle Diego de León 14, 28006 Madrid (España). E-mail ocs@opusdei.es 

viernes, 2 de noviembre de 2012

Oraciones por los fieles difuntos


Oh Dios, que resucitaste a tu Hijo para que, venciendo la muerte, entrara en tu reino, concede a tus siervos difuntos que, superada su condición mortal, puedan contemplarte para siempre como su Creador y Salvador.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

Amén. 

O bien: 

Oh Dios, gloria de los fieles y vida de los justos, nosotros los redimidos por la muerte y resurrección de tu Hijo, te pedimos que acojas con bondad a tus siervos difuntos, y pues creyeron en la resurrección futura, merezcan alcanzar los gozos de la eterna bienaventuranza.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

Amén. 

O bien: 

Escucha, Señor, nuestras súplicas para que, al confesar la resurrección de Jesucristo, tu Hijo, se afiance también nuestra esperanza de que todos tus hijos resucitarán.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

Amén.
----------
Son oraciones apropiadas para el día 2 de noviembre, Conmemoración de los Fieles Difuntos.