domingo, 30 de septiembre de 2012

¡Marcha Señor, pero acompáñanos!


Oh, Señor, gracias por tus palabras que nos dieron vida y por tu mano que nos regalaron la salud.

Oh, Señor, gracias por tus gestos que nos hicieron pensar en la Salvación de Dios y, por tus ojos, que nos llevaron a rumiar en lo eterno.

Gracias, Señor, por tus caminos que nos hicieron abandonar los nuestros egoístas y perdidos en sí mismos o colapsados del polvo, mentira y tristeza.

Después de tu tiempo, marcha Señor hacia el cielo pero, desde las alturas, no dejes de guiarnos.

Que, nuestras voces, necesitarán de tu voz que, nuestros pies, pedirán impulso de tu Espíritu que, nuestro corazón, reclamará amor de tu Amor.

¡Marcha, Señor, pero acompáñanos!

Que, en tu Ascensión, queremos agarrarnos nosotros para compartir y ansiar la eternidad.

Que, en tu Ascensión, nos dejas pistas y senderos que conducen hacia esa Ciudad de Dios.

Que, después de tu trabajo valiente y sincero mereces ser coronado y festejado en ese lugar cerca del Padre, en estancia feliz del cielo.

¡Marcha, Señor, pero acompáñanos!

Que, sin tu mirada, nuestras miradas caerán hacia el suelo.

Que, sin tu mano, nuestros ideales se cruzarán de brazos.

Que, sin tus palabras, nuestros labios se cerrarán en dique seco.

Que, sin tu corazón, nuestros amores serán necios o mezquinos.

¡Marcha, Señor, pero acompáñanos!

No te decimos, Señor, adiós sino ¡hasta pronto!

Porque, bien sabemos, amigo y Señor, que todo lo que dices o prometes, siempre cumples.

Que, tarde o temprano, de mañana o en la oscura noche vendrás, regresarás en definitiva vuelta hasta nosotros para que se cumpla, de una vez para siempre, la Salvación que todos creemos, rezamos, añoramos y esperamos.

Amén.

¡Marcha, Señor, pero no te olvides de nosotros!
----------
Es una oración apropiada para la Solemnidad de la Ascensión.

lunes, 24 de septiembre de 2012

Oración por un niño enfermo


Señor, tú invitaste a los niños a ir hacia ti
para imponer sobre ellos tus manos y bendecirlos.

Extiende, Señor, tu mano sobre este niño
para aliviar su dolor, para librarlo de su enfermedad.

Que nosotros sepamos cuidarlo
con toda atención y diligencia.

Que tu misericordia le devuelva la salud del cuerpo y del alma
a fin de que pueda amarte siempre
y con corazón agradecido
pueda amar y servir siempre a su prójimo

Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

martes, 18 de septiembre de 2012

Vengo a rogarte


En esta tarde, Cristo del Calvario,
vine a rogarte por mi carne enferma,
pero, al verte, mis ojos van y vienen
de tu Cuerpo a mi cuerpo con vergüenza.

¿Cómo quejarme de mis pies cansados,
cuando veo los tuyos destrozados?

¿Cómo mostrarte mis manos vacías,
cuando las tuyas están llenas de heridas?

¿Cómo explicarte que no tengo amor,
cuando tienes rasgado el corazón?

Ahora ya no me acuerdo de nada,
huyeron de mí todas las dolencias,
el ímpetu del ruego que traía
se me ahoga en la boca pedigüeña.

Y sólo pido no pedirte nada,
estar aquí, junto a tu imagen muerta,
ir aprendiendo que el dolor es sólo
la llave santa de tu santa puerta.
----------
Es un himno de la Liturgia de las Horas.

sábado, 15 de septiembre de 2012

Oración a la Madre María Josefa del Corazón de Jesús (para la devoción privada)


Corazón Sacratísimo de Jesús, hoguera ardiente de caridad, que nos mandaste amarnos unos a otros como Tú nos has amado.

Tú que te dignaste encender en el corazón de esta humilde Carmelita, María Josefa del Corazón de Jesús, una chispa de ese fuego, haz que sepamos acoger a todos con la misma humildad y caridad con que ella cumplió este precepto, para reflejar así en todos el amor de tu Corazón.

Dígnate glorificar a tu sierva María Josefa y concédeme por su intercesión el favor que te pido... (Pídase la gracia que se desea).

Padrenuestro, Avemaría y Gloria. Amén.

De conformidad con los decretos del Papa Urbano VIII, en nada se pretende prevenir el juicio de la Autoridad Eclesiástica. Esta oración no tiene finalidad de culto público. 
----------
La Madre María Josefa del Corazón de Jesús nació en Pamplona (Navarra, España) el 25 de noviembre de 1915. Ingresó en el Carmelo del Cerro de los Ángeles, entonces refugiado en el Desierto de las Batuecas, el 18 de noviembre de 1938. La recibió Santa Maravillas de Jesús, que era a la sazón Priora y Maestra de Novicias. Fue una de sus hijas predilectas que supo mantener y conservar su espíritu y colaboró con ella en todas sus fundaciones, sacrificándose por ellas sin calcular ni medir. Hija fiel de Santa Teresa de Jesús, trabajó incansablemente por conservar su herencia. Falleció en olor de santidad en el Carmelo del Cerro de los Ángeles el 2 de octubre de 2004. La Santísima Virgen, a la que tanto había amado durante toda su vida, vino a buscarla el primer sábado del mes del Rosario para llevarla consigo al Cielo, desde donde deseaba seguir trabajando por la gloria de Dios y el bien de las almas.

Para comunicar favores pueden hacerlo por escrito a:

Causa de canonización Sierva de Dios Madre María Josefa
Cerro de los Ángeles
Monasterio de Carmelitas Descalzas
Apartado de Correos 1045
28906 Getafe (Madrid, España)
www.madremariajosefa.es/

E-mail:
madremariajosefa@gmail.com
proceso@madremariajosefa.es

Donativos:
Banco Santander nº de cuenta: 0049 1894 50 2610286424

jueves, 6 de septiembre de 2012

Tu cruz, Señor, adoramos (oración a la reliquia de la Santa Cruz de Santo Toribio de Liébana)

Tu cruz, Señor, adoramos,
tu resurrección cantamos:
Que vino por el madero,
la alegría al mundo entero.

Ésta es la cruz del Señor
y en su sangre está teñida.
Si en la cruz está el dolor,
en la cruz está el amor,
en la cruz está la vida.

Hermano, abraza tu cruz;
en ella hallarás consuelo;
y sigue en pos de Jesús,
que Él es tu guía y tu luz
por el camino del cielo.
----------
El Monasterio de Santo Toribio de Liébana (España) conserva el trozo más grande la Cruz de Cristo o Lignum Crucis. Más información en la web oficial del Monasterio de Santo Toribio de Liébana.

martes, 4 de septiembre de 2012

Oración a Juan Pablo II para implorar favores


Oh Trinidad Santa, te damos gracias por haber concedido a la Iglesia el Papa Juan Pablo II y porque en él has reflejado la ternura de tu paternidad, la gloria de la Cruz de Cristo y el esplendor del Espíritu de amor.

Él, confiando totalmente en tu infinita misericordia y en la maternal intercesión de María, nos ha mostrado una imagen viva de Jesús Buen Pastor, indicándonos la santidad, alto grado de la vida cristiana ordinaria, como camino para alcanzar la comunión eterna Contigo.

Concédenos, por su intercesión, y si es tu voluntad, el favor que imploramos, con la esperanza de que sea pronto incluido en el número de tus santos.
----------
Juan Pablo II ha sido canonizado en Roma el 27 de abril de 2014.