viernes, 30 de marzo de 2012

Oración para rezar en familia el Domingo de Ramos




 
Señor Jesús, con este mismo ramo te acompañamos hoy a recordar tu entrada en Jerusalén, con nuestra presencia en el templo dijimos que somos tus seguidores y que tú eres el rey de los reyes.

Ahora te pedimos que protejas a nuestra familia de todo mal y nos conviertas en testigos de tu amor y tu paz, para que un día podamos reinar contigo en la Jerusalén celestial, donde vives y reinas por los siglos de los siglos.


Amén.
----------
Esta oración se puede rezar en familia antes de colocar el ramo bendito en algún lugar de la casa.

jueves, 29 de marzo de 2012

Oración a Santa Magdalena Sofía Barat


Admiro en ti, Magdalena Sofía,
a la mujer fuerte y frágil,
a la mujer tierna y firme,
a la mujer exigente y compasiva.
Admiro en ti a la mujer activa,
con esa actividad aprendida
al contemplar el Corazón de Cristo.
Admiro en ti a la mujer de contrastes:
amiga de los humildes,
tratas con sencillez a los grandes de este mundo;
amiga del silencio y la oración,
recorres los caminos de Europa
para dar a luz y sostener a tus comunidades;
sabes amar con fuerza
y sabes también separarte.
Admiro en ti, Magdalena Sofía,
tu ardor al servicio de las familias,
de los niños y de los jóvenes.

Me gusta tu creatividad, tu dinamismo,
y esa capacidad de renovarte
que te permitió decir a los 83 años:
"El mundo cambia,
debemos cambiar nuestro plan de estudios."
Gracias, Magdalena Sofía,
por no dejarte paralizar por tu propia debilidad
y permitir que, en ella, actuara la fuerza de Dios.
Siguiéndote a ti, hemos descubierto
que la fuente de la vida nace de un Corazón herido.
----------
Santa María Magdalena Sofía Barat (1779-1865), religiosa francesa, fundó la Sociedad del Sagrado Corazón de Jesús, consagrando su vida a crear Escuelas en Francia y otros países, donde pudieran estudiar los más necesitados. Fue canonizada en 1925.

lunes, 26 de marzo de 2012

Oración de San David Lewis


Soberano Señor,
Padre eterno que estás en el cielo,
creador de todo,
conservador de todo,
único Autor de la gracia y la gloria,
yo me postro ante ti y te adoro.

Hijo de Dios encarnado,
Dios verdadero,
Tú fundaste la Iglesia en esta tierra con tu Sangre y la hiciste
Una, Santa, Católica y Apostólica
hasta el final de los tiempos.

Todo lo que la Iglesia sostiene de Ti, es revelación tuya.

Lo que ella enseña y manda creer, yo lo creo enteramente.

Santo Espíritu de Dios,
que haces que el sol brille sobre buenos y malos,
que la lluvia caiga sobre justos y pecadores,
yo te alabo y agradezco las innumerables gracias que me has otorgado,
a mí tu indigno siervo, en los años que he vivido en la tierra.

Oh santa Trinidad, tres Personas y un solo Dios,
desde lo más íntimo de mi corazón,
me arrepiento de haberte ofendido.

Ten misericordia de mí.

Por los méritos de mi Redentor espero la salvación.

La gracia de Nuestro Señor Jesucristo,
el amor de Dios
y la comunión del Espíritu Santo,
estén con todos Ustedes.

Amén.
----------
San David Lewis (1616-1679) sacerdote de la Compañía de Jesús, ordenado en Roma, celebró ocultamente los sacramentos en el Reino Unido durante más de treinta años y prestó ayuda a los pobres. En el reinado de Carlos II fue martirizado por ser sacerdote católico. Esta oración la pronunció antes de morir. Su festividad se celebra el 27 de agosto.

viernes, 16 de marzo de 2012

Oración a San Alejo


¡Oh gloria de la nobleza romana y verdadero amador de la pobreza e ignominia de Cristo!

 
¡Oh Alejo bendito! Que en la flor de tu juventud, por obedecer a la inspiración del Señor, dejaste a tu esposa y saliste como otro Abraham de la casa de tus padres, y habiendo repartido lo que llevabas con los pobres, viviste como pobre y mendigo tantos años desconocido y menospreciado entre los hombres.

 
Tú fuiste muy regalado y favorecido de la Virgen María nuestra Reina y señora,
y huyendo de las alabanzas de los hombres, volviste por instinto de Dios a la casa de tus padres que por su voluntad habías dejado, para darnos ejemplo de humildad, de paciencia, de sufrimiento y constancia, y para triunfar de ti y del mundo con un género de victoria tan nuevo y tan glorioso.

Pues, ¡oh santo bienaventurado! Rico y pobre, noble y humilde, casado y puro, llorado de tus padres, denostado de tus criados, desestimado de los hombres y honrado de los ángeles, abatido en el suelo y sublimado en el cielo, yo te suplico, Alejo dulcísimo, que por tus merecimientos y oraciones yo alcance del Señor la virtud de la perfecta castidad, de obediencia, de menosprecio de todas las cosas transitorias, y gracia para vivir como hombre peregrino de su patria, y desconocido y muerto al mundo.


Amén.

miércoles, 7 de marzo de 2012

Déjame buscarte, Señor



Déjame buscarte, Señor
y no dejes nunca de llamarme
no en la superficialidad donde no te escucho
y sí, en la profundidad de mi ser
donde el Tú y mi yo se abrazan.

 
Déjame buscarte, Señor
porque, en el viento de la fe,
se sostiene tu llamada misteriosa
y cuenta conmigo para algo
aunque, solamente Tú y sin mis débiles fuerzas
pudieras llevar adelante tu encargo.

 
Déjame buscarte, Señor
para sentir que te sirvo y vivo
trabajando y respondiendo mil veces “sí”
para ayudarte a llevar la carga pesada de tu Reino.

 
Déjame buscarte, Señor
y conocerte para amarte
y amarte para seguirte
aunque, el mundo, no me reconozca méritos
ni ponga aureolas a mis éxitos invisibles al ojo humano.

 
Déjame buscarte, Señor
porque, cuando me llamas,
siento el privilegio de ser convocado
porque, cuando pronuncias mi nombre,
sé que a algo bueno me invitas
porque, cuando me interrogas: ¿qué buscas?
Tú sabes que…sólo a Ti te añoro.
Tú sabes que…sólo a Ti te quiero.


Déjame buscarte, Señor
dejando todo aquello
que obstaculice el que yo te encuentre
alejándome de los ruidos
que me impiden escuchar tu voz
ayúdame a estar siempre inquieto:
en permanente búsqueda
enséñame a estar contigo:
y conocerte para nunca olvidarte
envíame para servir amando:
y, contigo, siempre salvando.


Amén.