lunes, 28 de diciembre de 2009

Hombres nuevos (canción)

Danos un corazón grande para amar.
Danos un corazón fuerte para luchar.

Hombres nuevos, creadores de la historia
constructores de nueva humanidad.

Hombres nuevos que viven la existencia
como riesgo de un largo caminar.

Danos un corazón grande para amar.
Danos un corazón fuerte para luchar.

Hombres nuevos, luchando en esperanza,
caminantes sedientos de verdad.

Hombres nuevos, sin frenos ni cadenas,
hombres libres que exigen libertad.

Danos un corazón grande para amar.
Danos un corazón fuerte para luchar.

Hombres nuevos, amando sin fronteras,
por encima de razas y lugar.

Hombres nuevos, al lado de los pobres,
compartiendo con ellos techo y pan.

Danos un corazón grande para amar.
Danos un corazón fuerte para luchar.

lunes, 14 de diciembre de 2009

Oración del Papa Benedicto XVI a la Virgen de Loreto


María, Madre del sí, tú escuchaste a Jesús
y conoces el tiembre de su voz y el latido de su corazón.

Estrella de la mañana, háblanos de Él
y descríbenos tu camino
para seguirlo por la senda de la fe.

María, que en Nazaret habitaste con Jesús,
imprime en nuestra vida tus sentimientos,
tu docilidad, tu silencio que escucha y hace florecer
la Palabra en opciones de auténtica libertad.

María, háblanos de Jesús, para que el frescor
de nuestra fe brille en nuestros ojos
y caliente el corazón de aquellos
con quienes nos encontremos,
como tú hiciste al visitar a Isabel,
que en su vejez se alegró contigo
por el don de la vida.

María, Virgen del Magníficat
ayúdanos a llevar la alegría al mundo
y, como en Caná, impulsa a todos los jóvenes
comprometidos en el servicio a los hermanos
a hacer sólo lo que Jesús les diga.

María, dirige tu mirada al ágora de los jóvenes,
para que sea el terreno fecundo de la Iglesia italiana.
Ora para que Jesús, muerto y resucitado,
renazca en nosotros
y nos transforme
en una noche llena de luz,
llena de Él.

María, Virgen de Loreto, Puerta del Cielo,
ayúdanos a elevar nuestra mirada a las alturas.
Queremos ver a Jesús, hablar con Él
y anunciar a todos su amor.
----------
Esta oración fue elevada al Cielo, el uno de septiembre de 2007, por Su Santidad el Papa Benedicto XVI, durante su visita pastoral a Loreto, con ocasión del Ágora de los jóvenes italianos

jueves, 10 de diciembre de 2009

Consagración del Cura de Ars a la Inmaculada

Virgen María, Madre mía, me consagro a ti
y confía en tus manos toda mi existencia.
Acepta mi pasado con todo lo que fue.
Acepta mi presente con todo lo que es.
Acepta mi futuro con todo lo que será.
Con esta total consagración
te confío cuanto tengo y cuanto soy,
todo lo que he recibido de Dios.
----------
San Juan María Bautista Vianney (1786-1859) fue canonizado en 1925 por el Papa Pío XI. Dedicó su vida, fundamentalmente, a la dirección espiritual de las almas. Pasaba muchas horas al día en el confesionario y gentes de todo tipo buscaban su consejo. Realizó diversos milagros: obtención de dinero para sus limosnas y alimento para sus huérfanos, conocimiento sobrenatural del pasado y del futuro y curación de enfermos, especialmente niños. Su festividad se celebra el 4 de agosto.