lunes, 28 de diciembre de 2009

Hombres nuevos (canción)

Danos un corazón grande para amar.
Danos un corazón fuerte para luchar.

Hombres nuevos, creadores de la historia
constructores de nueva humanidad.

Hombres nuevos que viven la existencia
como riesgo de un largo caminar.

Danos un corazón grande para amar.
Danos un corazón fuerte para luchar.

Hombres nuevos, luchando en esperanza,
caminantes sedientos de verdad.

Hombres nuevos, sin frenos ni cadenas,
hombres libres que exigen libertad.

Danos un corazón grande para amar.
Danos un corazón fuerte para luchar.

Hombres nuevos, amando sin fronteras,
por encima de razas y lugar.

Hombres nuevos, al lado de los pobres,
compartiendo con ellos techo y pan.

Danos un corazón grande para amar.
Danos un corazón fuerte para luchar.

lunes, 14 de diciembre de 2009

Oración del Papa Benedicto XVI a la Virgen de Loreto


María, Madre del sí, tú escuchaste a Jesús
y conoces el tiembre de su voz y el latido de su corazón.

Estrella de la mañana, háblanos de Él
y descríbenos tu camino
para seguirlo por la senda de la fe.

María, que en Nazaret habitaste con Jesús,
imprime en nuestra vida tus sentimientos,
tu docilidad, tu silencio que escucha y hace florecer
la Palabra en opciones de auténtica libertad.

María, háblanos de Jesús, para que el frescor
de nuestra fe brille en nuestros ojos
y caliente el corazón de aquellos
con quienes nos encontremos,
como tú hiciste al visitar a Isabel,
que en su vejez se alegró contigo
por el don de la vida.

María, Virgen del Magníficat
ayúdanos a llevar la alegría al mundo
y, como en Caná, impulsa a todos los jóvenes
comprometidos en el servicio a los hermanos
a hacer sólo lo que Jesús les diga.

María, dirige tu mirada al ágora de los jóvenes,
para que sea el terreno fecundo de la Iglesia italiana.
Ora para que Jesús, muerto y resucitado,
renazca en nosotros
y nos transforme
en una noche llena de luz,
llena de Él.

María, Virgen de Loreto, Puerta del Cielo,
ayúdanos a elevar nuestra mirada a las alturas.
Queremos ver a Jesús, hablar con Él
y anunciar a todos su amor.
----------
Esta oración fue elevada al Cielo, el uno de septiembre de 2007, por Su Santidad el Papa Benedicto XVI, durante su visita pastoral a Loreto, con ocasión del Ágora de los jóvenes italianos

jueves, 10 de diciembre de 2009

Consagración del Cura de Ars a la Inmaculada

Virgen María, Madre mía, me consagro a ti
y confía en tus manos toda mi existencia.
Acepta mi pasado con todo lo que fue.
Acepta mi presente con todo lo que es.
Acepta mi futuro con todo lo que será.
Con esta total consagración
te confío cuanto tengo y cuanto soy,
todo lo que he recibido de Dios.
----------
San Juan María Bautista Vianney (1786-1859) fue canonizado en 1925 por el Papa Pío XI. Dedicó su vida, fundamentalmente, a la dirección espiritual de las almas. Pasaba muchas horas al día en el confesionario y gentes de todo tipo buscaban su consejo. Realizó diversos milagros: obtención de dinero para sus limosnas y alimento para sus huérfanos, conocimiento sobrenatural del pasado y del futuro y curación de enfermos, especialmente niños. Su festividad se celebra el 4 de agosto.

lunes, 2 de noviembre de 2009

Oración a Todos los Santos

Oh Dios, te proclamamos
el único admirable y el solo
Santo entre Todos los Santos.

Nos alegramos de celebrar
en este día la solemnidad
de Todos los Santos.

Ellos te ven cara a cara,
gozan de tu belleza y gloria,
y oran por nosotros,
peregrinos hacia el Cielo.

Concédenos por esa multitud
de intercesores caminar
alegres y guíados por la fe,
hacia la Jerusalén del Cielo,
donde ellos con su ejemplo
alimentan nuestra esperanza
e interceden por nosotros.
----------
Esta oración es apropiada para la Solemnidad de Todos los Santos, el día 1 de noviembre.

En este blog también se puede encontrar:
Oración para la solemnidad de Todos los Santos
Oración final para el Día de Todos los Santos

lunes, 26 de octubre de 2009

Oración para el día del Domund

Señor, tu voz sigue resonando en nuestros oídos:
"La mies es mucha... pero escasos los obreros...";
"Id y haced discípulos... bautizándoles..., enseñándoles...";
"Yo estoy con vosotros hasta el fin del mundo...".

Confíamos en tu palabra,
abrimos nuestro corazón a tu mensaje misionero
y te suplicamos con la fuerza de la fe recibida.

Haz que el Día del DOMUND
sea un "nuevo Pentecostés del amor",
que nuestra diócesis y nuestra comunidad cristiana
sean misioneras y rechacen la tentación
de encerrarse en sí mismas,
que las Iglesias nacientes en la misión
cooperen con otras más necesitadas
y den de su pobreza,
que los jóvenes, enfermos y personas consagradas
participen en el compromiso misionero,
que los llamados a la vocación misionera
respondan a ella con generosidad,
que los bautizados participemos
en la actividad misionera de la Iglesia
como responsables de tu encargo misionero.

Te lo pedimos con María, Reina de las Misiones.

Amén.

martes, 13 de octubre de 2009

Mientras recorres la vida

Mientras recorres la vida
tú nunca solo estás,
contigo por el camino
Santa María va.

Coro:

Ven con nosotros a caminar
Santa María, ven.
Ven con nosotros a caminar
Santa María, ven.

Aunque te digan algunos
que nada puede cambiar,
lucha por un mundo nuevo,
lucha por la verdad.

Ven con nosotros a caminar...

Si por el mundo los hombres
sin conocerse van,
no niegues nunca tu mano
al que contigo está.

Ven con nosotros a caminar...

Aunque parezcan tus pasos
inútil caminar,
tú vas haciendo camino,
otros lo seguirán.

Ven con nosotros a caminar...

martes, 29 de septiembre de 2009

Me has seducido, Señor


Señor, no soy nada,
¿por qué me has llamado?
Has pasado por mi puerta y bien sabes
que soy pobre y soy débil.
¿Por qué te has fijado en mí?

Me has seducido, Señor, con tu mirada,
me has hablado al corazón y me has querido.
Es imposible conocerte y no amarte.
Es imposible amarte y no seguirte.
¡Me has seducido, señor!

Señor, yo te sigo
y quiero darte lo que pides.
Aunque hay veces que me cuesta darlo todo,
Tú lo sabes; yo soy tuyo.
Caminas, Señor, junto a mí.

Me has seducido, Señor, con tu mirada,
me has hablado al corazón y me has querido.
Es imposible conocerte y no amarte.
Es imposible amarte y no seguirte.
¡Me has seducido, señor!

Señor, hoy tu nombre
es más que una palabra:
es tu voz que hoy resuena en mi interior,
y me habla en el silencio.
¿Qué quieres que haga por ti?

Me has seducido, Señor, con tu mirada,
me has hablado al corazón y me has querido.
Es imposible conocerte y no amarte.
Es imposible amarte y no seguirte.
¡Me has seducido, señor!
----------
Canto de entrada compuesto por Jordi Vivanco (Kairoi)

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Oración por los sacerdotes escrita por el Cardenal Richard Cushing

Dios Todopoderoso y Eterno,
mira con amor el rostro de tu Hijo
y por amor a Él que es el Sumo y Eterno Sacerdote
ten misericordia de tus sacerdotes.

Acuérdate, oh compasivo Señor,
que ellos no son sino frágiles y débiles seres humanos.
Remueve en ellos el don de la vocación que de modo admirable se consolidó
por la imposición de las manos de tus Obispos.

Mantenlos siempre cerca de ti.
No permitas que el enemigo les venza,
para que nunca se hagan participes de la más mínima falta
contra el honor de tan sublime vocación.

Señor Jesús, te pido por tus fieles y fervorosos sacerdotes,
así como por los sacerdotes infieles y tibios;
por los sacerdotes que trabajan en su propia tierra
o los que te sirven lejos, en lugares o misiones distantes;
por tus sacerdotes tentados;
por los que sienten la soledad el tedio o el cansancio;
por los sacerdotes jóvenes
o por los que estén a punto de morir
así como por las almas de sacerdotes en el purgatorio.

Pero, sobre todo, te encomiendo a los sacerdotes que más aprecio:
el sacerdote que me bautizó o me ha absuelto de mis pecados;
los sacerdotes a cuyas misas he asistido y me han dado Tu Cuerpo y Sangre en la Comunión;
los sacerdotes que me han aconsejado, me han consolado o animado
y aquellos a quienes de alguna forma les estoy más en deuda.

Oh, Jesús, mantenlos a todos cerca de tu Corazón
y bendícelos abundantemente en el tiempo y en la eternidad.

Amén.

viernes, 24 de julio de 2009

El Señor nos llama y nos reúne (canto de entrada)


El Señor nos llama y nos reúne,
somos su pueblo, signo de unidad.
Él está en medio de nosotros,
sirve a la mesa, nos reparte el pan.

Por todos los caminos
nos sales al encuentro,
por todos hemos visto
señales de tu amor.
Tu pueblo se reúne
Señor a bendecirte,
a celebrar con gozo
tu paso salvador.


Revélanos al Padre
oh Cristo, nuestra fiesta,
aumenta la esperanza
de nuestro caminar.
Tu Espíritu divino
nos dé la fortaleza,
los bienes que esperamos
nos haga pregustar.

Oración de la generosidad de San Ignacio de Loyola

Señor Jesús
enséñanos a ser generosos
a servirte como Tú mereces
a dar sin medida,
a combatir sin temor a las heridas
a trabajar sin descanso
sin esperar otra recompensa
que saber que hemos cumplido
tu santa voluntad.
----------
Esta oración fue escrita por San Ignacio de Loyola dedicada a San Francisco Javier, Patrón de las misiones, cuando fue enviado como primer misionero a Oriente.

Véase también:
Himno a San Ignacio de Loyola
Tomad, Señor y recibid




Es una oración que fue adaptada y musicalizada por el Padre Jaques Sevin, sacerdote de la Compañía de Jesús y fundador del escultismo católico en Europa, por ello es conocida como oración scout.

Colaboración enviada por Juan Pablo Gutiérrez Alzate, perteneciente al Grupo Scout IV Pirsas (Colombia).

jueves, 23 de julio de 2009

Reunidos en el nombre del Señor (canto de entrada)

Reunidos en el nombre del Señor
que nos ha congregado ante su altar
celebremos el misterio de la fe
bajo el signo del amor y la unidad,
celebremos el misterio de la fe
bajo el signo del amor y la unidad.

Tu, Señor, das sentido a nuestra vida,
tu Presencia nos ayuda a caminar,
tu Palabra es fuente de agua viva
que nosotros a tu mesa venimos a buscar.

Purifica con tu gracia nuestras manos,
ilumina nuestra mente con tu luz,
que la fe se fortalezca en tu Palabra
y tu Cuerpo tomado en alimento nos traiga la salud.

domingo, 28 de junio de 2009

Alrededor de tu mesa (canto de entrada)

Alrededor de tu mesa venimos a recordar,
alrededor de tu mesa venimos a recordar
que tu palabra es camino, tu cuerpo fraternidad,
que tu palabra es camino, tu cuerpo fraternidad.

Hemos venido a tu mesa
a renovar el misterio de tu amor,
con nuestras manos manchadas
arrepentidos buscamos tu perdón.

Alrededor de tu mesa venimos a recordar,
alrededor de tu mesa venimos a recordar
que tu palabra es camino, tu cuerpo fraternidad,
que tu palabra es camino, tu cuerpo fraternidad.

Juntos y a veces sin vernos
celebramos tu presencia sin sentir
que se interrumpe el camino
si no vamos como hermanos hacia Ti.

Alrededor de tu mesa venimos a recordar
alrededor de tu mesa venimos a recordar
que tu palabra es camino, tu cuerpo fraternidad,
que tu palabra es camino, tu cuerpo fraternidad.

miércoles, 17 de junio de 2009

Envía tu Espíritu


Envía, Señor, tu Espíritu
que renueve nuestros corazones.

Envíanos, Señor, tu luz y tu calor,
que alumbre nuestros pasos,
que encienda nuestro amor;
Envíanos tu Espíritu,
y un rayo de tu luz
encienda nuestras vidas
en llamas de virtud.

Envía, Señor, tu Espíritu
que renueve nuestros corazones.

Envíanos, Señor, tu fuerza y tu valor,
que libre nuestros miedos,
que anime nuestro ardor;
envíanos tu Espíritu,

impulso creador,
que infunda en nuestras vidas
la fuerza de su amor.


Envía, Señor, tu Espíritu,
que renueve nuestros corazones.

Envíanos, Señor, la luz de tu verdad,
que alumbre tantas sombras
de nuestro caminar;
envíanos tu Espíritu,

su don renovador,
engendre nuevos hombres
con nuevo corazón.


Envía, Señor, tu Espíritu,
que renueve nuestros corazones.
----------
Este canto fue compuesto por Joaquín Madurga.

miércoles, 3 de junio de 2009

Resucitó, resucitó mi Señor. Resucitó mi esperanza

Canta con júbilo en este día de gracia;
canta con júbilo en esta fiesta de Pascua.

Resucitó, resucitó mi Señor.
Resucitó mi esperanza.

Brille tu lámpara, brille con fuerza tu llama;
cesen tus lágrimas al contemplar la mirada.

Resucitó, resucitó mi Señor.
Resucitó mi esperanza.

Canten los ángeles al que alegró la mañana;
suene la música al escuchar sus palabras.

Resucitó, resucitó mi Señor.
Resucitó mi esperanza.
----------
Este canto es apropiado para el tiempo de Pascua, en particular para el Domingo de Resurrección o la Vigilia Pascual.

martes, 19 de mayo de 2009

Oración del enfermo


Mira, Señor, que está enfermo
el que Tú tanto quieres.

Ayúdame a mantener la paz.
´
Yo sé que Tú siempre estás conmigo
en medio del dolor, de la angustia y del miedo.

Yo sé que siempre estás conmigo
y que nunca me dejas solo en los momentos difíciles.

Hazme sentir la fortaleza y el consuelo
de tu presencia y tu compañía,
y la ternura de la Madre
que estuvo junto a tu cruz.

Médico divino del alma y del cuerpo,
gracias por el don inestimable de la Eucaristía,
pan de vida y medicina de inmortalidad.

Si quieres, puedes curarme,
pero no se haga mi voluntad sino la tuya.

Tú que dijiste:
"Estuve enfermo y me vinisteis a ver",
transforma mi vida y hazla transformarse
para que puedan descubrir en mí tu rostro
cuantos me cuidan y me visitan.

miércoles, 6 de mayo de 2009

Oración por la vida


Madre nuestra,
tú que recibiste a Jesucristo,
Luz y Vida para el mundo,
guía por el camino de la vida
a la madres que han concebido un hijo;
enséñanos a querer a los ancianos,
y a cuidar con amor a los enfermos.
Madre de la Vida y del Amor Hermoso,
ruega por nosotros.

miércoles, 22 de abril de 2009

Santo Rosario


Misterios gozosos (lunes y sábado)

1. La encarnación del Hijo de Dios.
2. La visitación de Nuestra Señora a su prima Santa Isabel.
3. El nacimiento del Hijo de Dios.
4. La Presentación de Jesús en el templo.
5. El Niño Jesús perdido y hallado en el templo.

Misterios luminosos (jueves)
 

1. El Bautismo de Jesús en el Jordán.
2. La autorrevelación de Jesús en las bodas de Caná.
3. El anuncio del Reino de Dios invitando a la conversión.
4. La Transfiguración.
5. La Institución de la Eucaristía.

Misterios dolorosos (martes y viernes)
 

1. La Oración de Jesús en el Huerto.
2. La Flagelación del Señor.
3. La Coronación de espinas.
4. Jesús con la Cruz a cuestas camino del Calvario.
5. La Crucifixión y Muerte de Nuestro Señor.

Misterios gloriosos (miércoles y domingo)
 

1. La Resurrección del Hijo de Dios.
2. La Ascensión del Señor a los Cielos.
3. La Venida del Espíritu Santo sobre los Apóstoles.
4. La Asunción de Nuestra Señora a los Cielos.
5. La Coronación de la Santísima Virgen como Reina de Cielos y Tierra.

Oración tras el rosario
 

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.
Oremos

Oh Dios, cuyo Hijo por medio de su vida, muerte y resurrección, nos otorgó los premios de la vida eterna, te rogamos que venerando humildemente los misterios del Rosario de la Santísima Virgen María, imitemos lo que contienen y consigamos lo que nos prometen. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Oremos (tradición española)

Te pedimos Señor, nos concedas a nosotros tus siervos, gozar de perpetua salud de alma y cuerpo, y por la gloriosa intercesión de la bienaventurada siempre Virgen María, seamos librados de las tristezas presentes y gocemos de la eterna alegría. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.
----------
Bendiciones del Rosario:

1. Los pecadores obtienen el perdón.
2. Las almas sedientas se sacian.
3. Los que están atados ven sus lazos desechos.
4. Los que lloran hallan alegría.
5. Los que son tentados hallan tranquilidad.
6. Los pobres son socorridos.
7. Los religiosos son reformados.
8. Los ignorantes son instruidos.
9. Los vivos triunfan sobre la vanidad.
10. Los muertos alcanzan la misericordia por vía de sufragios.

Los beneficios del Rosario:

1. Nos otorga gradualmente un conocimiento completo de Jesucristo.
2. Purifica nuestras almas, lavando nuestras culpas.
3. Nos da la victoria sobre nuestros enemigos.
4. Nos facilita practicar la virtud.
5. Nos enciende el amor a Nuestro Señor.
6. Nos enriquece con gracias y méritos.
7. Nos provee con lo necesario para pagar nuestras deudas a Dios y a nuestros familiares cercanos, y finalmente, se obtiene toda clase de gracia de nuestro Dios todopoderoso.

jueves, 16 de abril de 2009

Señor resucitado



Señor resucitado
Tú vives, has resucitado de entre los muertos.
Tú vives, ha sido un milagro patente.
Tú vives, la muerte ha sido vencida.
Tú vives, la vida es más grande que la muerte.
Tú vives, primicia de todos los vivos.
Tú vives, y eres la vida.
Tú vives, tu carne no ha conocido la corrupción.
Tú vives, no has sido abandonado a la muerte.
Tú vives, y nos enseñas el camino de la vida.

Señor resucitado, sé nuestra fuerza, nuestra vida.
Señor resucitado, danos la alegría de vivir.
Señor resucitado, ábrenos a la inteligencia de las Escrituras.
Señor resucitado, enséñanos a caminar como hermanos a tu encuentro.
Señor resucitado, haz de nosotros una comunidad en marcha, una comunidad viva y de vida. Señor resucitado, pon calor en nuestros corazones.
Señor resucitado, pon claridad en nuestros ojos de creyentes.
Señor resucitado, pon humildad en nuestra vida entera para reconocerte como vivo.
Señor resucitado, pon espíritu en nuestra alma para llegar a la santidad.

jueves, 9 de abril de 2009

Oración al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo

Te damos gracias, Padre Santo, porque nos has creado para que vivamos y seamos felices.

Te pedimos que sepamos ser responsables de este don tan maravilloso que nos ha hecho y que un día podamos alcanzar y gozar de la vida eterna que nos ha prometido.

Te damos gracias, Señor Jesús, porque quisiste ser en todo semejante a nosotros para darnos ejemplo y que podamos seguir tus huellas.

Te pedimos que, siguiéndote como buenos discípulos, imitemos tu ejemplo y vivamos coherentemente con la fe, la esperanza y la caridad que has puesto en nuestros corazones.

Te damos gracias, Espíritu Santo, porque has querido habitar en nosotros como en un templo haciéndonos hijos del Padre y miembros de Cristo.

Te pedimos que con tu fuerza y tu ayuda seamos siempre dóciles a la voluntad de Dios, busquemos en todo momento vivir unidos a Cristo y nuestro corazón deje de ser un corazón de piedra para convertirse en un corazón de carne; un corazón capaz de amar y de servir, y que pueda esperar confiado la resurrección en el último día.

jueves, 26 de marzo de 2009

Hacia ti, morada santa (canto de entrada)


Hacia ti, morada santa,
hacia ti, tierra del Salvador,
peregrinos, caminantes, vamos hacia ti.

Venimos a tu mesa, sellaremos tu pacto,
comeremos tu carne, tu sangre nos limpiará.
Reinaremos contigo en tu morada santa,
beberemos tu sangre, tu fe nos salvará.

Somos tu pueblo santo, que hoy camina unido,
Tú vas entre nosotros tu amor nos guiará.
Tú eres el camino, Tú eres la esperanza,
hermano de los pobres, Amén. Aleluya.

sábado, 14 de marzo de 2009

Dios es fiel (canto de entrada)


Dios es fiel, guarda siempre su alianza
libra al pueblo de toda esclavitud;
su palabra resuena en los profetas,
reclamando el bien y la virtud.

Pueblo en marcha por el desierto ardiente,
horizontes de paz y libertad,
asamblea de Dios, eterna fiesta
tierra nueva perenne heredad.

Si al mirar hacia atrás somos tentados
de volver al Egipto seductor,
el Espíritu empuja con su fuerza
a avanzar por la vía del amor.

El maná es el don que el cielo envía,
pero el pan hoy se cuece con sudor;
leche y miel nos dará la tierra nueva
si el trabajo es fecundo y redentor.

Y Jesús nos dará en el calvario
su lección “hágase tu voluntad”;
y su sangre vertida por nosotros
será el precio de nuestra libertad.

----------
Esta oración se utiliza como canto de entrada de la Eucaristía

miércoles, 11 de marzo de 2009

El Señor es mi fuerza, mi roca y salvación (Canto de Comunión)

El Señor es mi fuerza, mi roca y salvación (bis).

Tú me guías por sendas de justicia,
me enseñas la verdad.
Tú me das el valor para la lucha,
sin miedo avanzaré.

Iluminas las sombras de mi vida,
al mundo das la luz.
Aunque pase por valles de tiniebla,
yo nunca temeré.

Yo confío el destino de mi vida
al Dios de mi salud.
A los pobres enseñas el camino,
su escudo eres Tú.

El Señor es la fuerza de su pueblo,
su gran liberador.
Tú le haces vivir en confianza,
seguro de tu poder.

domingo, 1 de marzo de 2009

Canto del Ofertorio


Libertador de Nazaret,
ven junto a mi, ven junto a mi.
Libertador de Nazaret,
¿qué puedo hacer sin ti?

Yo sé que eres camino, que eres la vida y la verdad;
yo sé que quien te sigue sabe a dónde va.
Quiero vivir tu vida, seguir tus huellas, tener tu luz,
quiero beber tu cáliz, quiero llevar tu cruz.

jueves, 19 de febrero de 2009

Himno a San Pablo

¿Cómo has logrado, Señor,
este cambio nunca visto:
de Saulo, el perseguidor,
en Pablo, heraldo de Cristo?


Pablo muele en el molino
el Antiguo Testamento;
Cristo le sale al camino,
le arrastra en su seguimiento.

Siempre la Iglesia recibe,
como un eco del Señor,
las cartas que Pablo escribe
dictadas por el amor.

Infatigable viajero
recorres la tierra entera:
apóstol y misionero
hasta el fin de tu carrera.

Como una flecha bruñida
vas a la meta, de suerte
que sólo Cristo es tu vida
y una ganancia la muerte.

Descúbrenos la victoria
de Jesús crucificado
para compartir la gloria
del Señor resucitado.

Amén.

----------
La letra es del Oficio de Laudes de la Fiesta de la Conversión de San Pablo.

miércoles, 11 de febrero de 2009

Oración del Papa Juan Pablo II en el sitio del bautismo de Cristo durante su visita a Tierra Santa


¡Gloria a ti, oh Padre,
Dios de Abraham, Isaac y Jacob!

Tú has enviado a tus siervos,
los profetas, a proclamar tu palabra
de amor fiel y a llamar
a tu pueblo al arrepentimiento.
A las orillas del río Jordán,
has suscitado a Juan el Bautista,
una voz que grita en el desierto,
enviado a toda la región del Jordán,
a preparar el camino del Señor,
a anunciar la venida de Cristo.

¡Gloria a ti, oh Cristo, Hijo de Dios!

Has venido a las aguas del Jordán
para ser bautizado por manos de Juan.
Sobre ti el Espíritu descendió como una paloma.
Sobre ti se abrieron los cielos,
y se escuchó la voz del Padre:
"Este es mi Hijo, el Predilecto!"
Del río bendecido con tu presencia
has partido para bautizar no sólo con agua
sino con fuego y Espíritu Santo.

¡Gloria a ti, oh Espíritu Santo, Señor!

Por tu poder la Iglesia es bautizada,
descendiendo con Cristo en la muerte
y resurgiendo junto a Él a una nueva vida.
Por tu poder, nos vemos liberados del pecado
para convertirnos en hijos de Dios,
el glorioso cuerpo de Cristo.
Por tu poder, todo temor es vencido,
y es predicado el Evangelio del amor
en cada rincón de la tierra, para la gloria de Dios,
el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo,
a Él todo honor en este año Jubilar
y en todos los siglos por venir.
----------
Esta oración fue elevada al Cielo por Su Santidad el Papa Juan Pablo II el día 21 de marzo de 2000 en Wadi Al Jarrar (Jordania).

martes, 10 de febrero de 2009

De un Dios que se encarnó


De un Dios que se encarnó muestra el misterio
la luz de Navidad.

Comienza hoy, Jesús, tu nuevo imperio
de amor y de verdad.

El Padre eterno te engendró en su mente
desde la eternidad,
y antes que el mundo, ya eternamente,
fue tu Navidad.

La plenitud del tiempo está cumplida;
rocío bienhechor
baja del Cielo, trae nueva vida
al mundo pecador.

¡Oh santa noche! Hoy Cristo nacía
en mísero portal;
Hijo de Dios, recibe de María
la carne mortal.

Hoy, Señor Jesús, el hombre en este suelo
cantar quiere tu amor,
y, junto con los ángeles del Cielo,
te ofrece su loor.

Este Jesús en brazos de María
es nuestra redención;
cielos y tierra con su abrazo unía
de paz y de perdón.

Tú eres el Rey de paz, de ti recibe
su luz el porvenir;
Ángel del gran Consejo, por ti vive
cuanto llega a existir.

A ti, Señor, y al Padre la alabanza
y de ambos al Amor.

Contigo al mundo llega la esperanza;
a ti gloria y honor.

Amén.
----------
Este himno está tomado de la Liturgia de las Horas del día de Navidad.

domingo, 8 de febrero de 2009

Quédate junto a nosotros (Canto de la Comunión)

Quédate junto a nosotros
que la tarde está cayendo,
pues sin ti a nuestro lado
nada hay justo, nada hay bueno.

Avanzamos solos por nuestro camino
cuando vimos a la vera un peregrino
nuestros ojos ciegos de tanto penar
se llenaron de vida, se llenaron de paz.

Quédate junto a nosotros
que la tarde está cayendo,
pues sin ti a nuestro lado
nada hay justo, nada hay bueno.


Buen amigo quédate a nuestro lado,
pues el día ya sin luces se ha quedado
con nosotros quédate para cenar
y comparte mi mesa y comparte mi pan.

Quédate junto a nosotros
que la tarde está cayendo,
pues sin ti a nuestro lado
nada hay justo, nada hay bueno.


Tus palabras fueron la luz de mi espera
y nos diste una fe más verdadera
al sentarnos junto a ti para cenar
conocimos quién eras, al partirnos el pan.

Quédate junto a nosotros
que la tarde está cayendo,
pues sin ti a nuestro lado
nada hay justo, nada hay bueno.

----------
Este canto se suele hacer mientras los fieles reciben la Sagrada Comunión.



domingo, 18 de enero de 2009

Oración del Papa Juan Pablo II a la Virgen María por los jóvenes de España

¡Dios te salve, María, llena de gracia!

Esta noche te pido por los jóvenes de España,
jóvenes llenos de sueños y esperanzas.

Ellos son los centinelas del mañana,
el pueblo de las bienaventuranzas;
son la esperanza viva de la Iglesia y del Papa.
Santa María, Madre de los jóvenes,
intercede para que sean testigos de Cristo Resucitado,
apóstoles humildes y valientes del tercer milenio,
heraldos generosos del Evangelio.
Santa María, Virgen Inmaculada,
reza con nosotros, reza por nosotros.

Amén.
----------
Esta oración fue elevada al Cielo, por su Santidad el Papa Juan Pablo II, el día 3 de mayo de 2003, durante el encuentro que tuvo con los jóvenes durante su V visita apostólica a España.

jueves, 15 de enero de 2009

Oración por España a San Isidro

Dios Todopoderoso y Eterno;
Tú, que por el amor que tienes
a nuestro Santo Patrón San Isidro Labrador,
derrama sobre nuestra Patria, tus bendiciones;
ayúdanos a mantener nuestra fe,
ilumina a nuestros gobernantes
para que administren con prudencia y sabiduría,
aparta de nosotros la lacra infame del terrorismo
y líbranos de todos los males,
por el amor que profesamos a San Isidro.

Amén

miércoles, 7 de enero de 2009

Oración por la familia

Oh, Dios, que en la Sagrada Familia nos dejaste un modelo perfecto de vida familiar, vivida en la fe y la obediencia a Tu voluntad.

Ayúdanos a ser ejemplo de fe y amor a tus mandamientos.

Socórrenos en nuestra misión de transmitir la fe a nuestros hijos.

Abre su corazón para que crezca en ellos la semilla de la fe que recibieron en el bautismo.

Fortalece la fe de nuestros jóvenes para que crezcan en el conocimiento de Jesús.

Aumenta el amor y la fidelidad en todos los matrimonios, especialmente en aquellos que pasan por momentos de sufrimiento o dificultad.

Unidos a José y María, te lo pedimos por Jesucristo tu Hijo, nuestro Señor.
Amén.
----------
Esta oración fue rezada por Su Santidad el Papa Benedicto XVI, en el V Encuentro Mundial de las Familias, celebrado en la ciudad de Valencia (España).En este blog también se puede encontrar la Oración para la Fiesta de la Sagrada Familia.

lunes, 5 de enero de 2009

Acto de consagración a la Virgen María


¡Oh Señora mía, oh Madre mía!,
yo me entrego del todo a Ti
y en prueba de mi afecto,
con amor filial te consagro en este día
todo lo que soy,
todo lo que tengo.

Guarda y protege, y también defiende
a este hijo tuyo, que así sea.

Amén.