jueves, 21 de febrero de 2008

Oración al Cristo de Tanes

Jesús Nazareno de Tanes, inocente cordero de Dios que, caído con tu rodilla en tierra, nos miras compasivo cuando vas camino del Calvario. Yo te bendigo al contemplarte humillado bajo la pesada Cruz que, al apoyarse sobre tus hombros, te hacía sentir tan lacerante dolor que sobrepasaba a todos los otros de tu cuerpo sacrosanto.
Te glorifico, Señor, y te doy gracias por la profunda herida de tu espalda y te suplico humildemente que por ese sufrimiento tengas piedad de nosotros y perdones todos nuestros pecados; nos concedas firmeza perseverante en la fe para ser testigos de tu dolorosa Pasión y de tu amor infinito de Dios; nos llenes de caridad para verte a Tí en todos los hermanos que sufren; nos des fortaleza para caminar a tu lado llevando las cruces de nuestra vida hasta merecer por ellas la gloria, y recibas a todos nuestros difuntos en tu reino de felicidad eterna.
Amén.
Eterno Padre, por la preciosísima sangre de Jesús Nazareno de Tanes, ten misericordia de nosotros.
(Pídase la gracia que se desea alcanzar).
Ahora se reza un credo al Sagrado Corazón.
----------
El Cristo de Tanes está en el Concejo de Campo de Caso (Asturias, España).
Su fiesta se celebra el 14 de septiembre.